Nuestra historia

Después de un periodo de tiempo viviendo en Inglaterra, Paloma Fernández-Pacheco, fundadora de Kélvedon, toma la iniciativa de abrir su primera tienda en Madrid, con la experiencia de haber vivido el mundo del interiorismo y las antigüedades fuera de España. De su mano como diseñadora, decoradora y anticuaria nace Kélvedon, en el madrileño barrio de Chamberí, un   espacio  enfocado   a   la   decoración   de hogares, especializado en antigüedad inglesa y francesa, que gozaba por entonces de gran popularidad en la capital.

Más tarde llegarían las aperturas, en 2002 y 2004, de dos nuevos espacios showroom donde se quiso potenciar la realización de proyectos de decoración. Así dio énfasis a la combinación de mobiliario de diseño realizado por los mejores diseñadores del momento siguiendo las tendencias marcadas por el mercado.                

El objetivo de Paloma es  conseguir espacios eclécticos con mucha identidad, y buscando siempre optimizar los gustos de los clientes, aportando los mejores diseños en sus proyectos.

Desde sus inicios, Kélvedon se ha caracterizado por su gran versatilidad.  En su afán por dar respuesta a los deseos del cliente, trata cada nuevo proyecto como si fuera único, proporcionando siempre el consejo adecuado y el toque de distinción. El secreto: acometer cada proyecto enfocándolo desde una línea elegante y sofisticada prestando especial atención y cuidado a los colores, texturas e iluminación.

Empecemos

¿Necesita un Proyecto a Medida?

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies